Avales para licitaciones públicas

Garantías para concursos y licitaciones públicas

La Administración Pública presenta a concurso los contratos públicos de servicios para empresas privadas para determinados trabajos y servicios. Así viene reflejado en la Ley de Contratos del Sector Público aprobada en 2017. Acogiéndose a esta ley los órganos públicos ofrecen contratos a empresas privadas y autónomos de obras, suministros o servicios a través de las licitaciones públicas.

Para poder licitar en los concursos públicos las empresas tienen que presentar los avales obligatorios. De esta forma, la Administración y los organismos públicos protegen el capital público con el que sufragan los contratos sacados a licitación. Y además se aseguran la correcta ejecución de estos.

 

Garantías para concursos públicos

Como hemos comentado al inicio del artículo, la administración pública exige a través de la TRLCSP (Ley de Contratos del Sector Público) una garantía a las empresas que optan a este tipo de contratos.

Estas garantías pueden variar según si el órgano que convoca el concurso está considerado como Administración Pública o no. Pero esto lo veremos más adelante.

Comenzamos con los diferentes tipos de fianzas en los concursos públicos.

 

Tipos de avales para licitaciones públicas

Existen diferentes tipos de avales para licitaciones públicas. Las garantías más comunes que se exigen para contratos de la Administración son las fianzas provisionales (licitación) y ejecución (definitivas), entre otras.

A continuación, explicamos cada una de ellas.

 

Garantías de licitación o provisionales

Dirigidas al mantenimiento de la oferta para el contrato de obra o suministro presentada en el curso público. El importe del aval provisional para licitaciones no podrá ser superior al 3% del presupuesto de licitación excluyendo el IVA.

 

Garantías de Ejecución o garantías definitivas

Las fianzas definitivas son las garantías que las empresas licitadoras tendrán que constituir a favor del órgano de contratación.

Para este tipo de avales – también llamados avales definitivos – el importe sería del 5% del presupuesto de adjudicación. En casos especiales, se debe constituir una garantía complementaria a la definitiva. La complementaria es un porcentaje que añadir a definitiva y la suma de ambas no podrá superar el 10%.

 

Garantías Globales

Como alternativa a la definitiva, la garantía global agiliza el proceso de las empresas. En ocasiones, para más rapidez y cuando las empresas trabajan continuamente con la misma Administración, solicitan una garantía global en la que se emiten los certificados requeridos cuando lo van necesitando.

Como se constituye mediante seguro de caución, la empresa solo debe indicarnos a qué concurso se presenta y la cuantía de la garantía que necesita y en pocos días queda emitido el certificado. 

 

Avales para Acopio de Materiales

En contratos de obra pública, es frecuente que la Administración Pública realice un anticipo económico, a modo de entrega a cuenta, para la compra de los materiales necesarios para comenzar la obra.

Con los avales para acopios de materiales se asegura que el fin de ese adelanto se destine exclusivamente al suministro del material acopiado de este contrato. La Administración solicita una garantía que cuyo importe es del 100% del acopio.

 

Otras garantías del sector público

Hay licitaciones donde los órganos de contratación no tienen la consideración de Administración pública, por lo que no se rigen por los porcentajes de las garantías anteriores. No obstante, las entidades y organizaciones si podrán exigir una garantía para confirmar el mantenimiento de la oferta. El porcentaje y cuantía de estas garantías vendrán descritas en el pliego de condiciones de la oferta.

 

Documentación para licitación en concurso público

Para licitar en un concurso público, la administración exige la presentación de varios documentos que tendrán que ser entregados dentro de un plazo marcado según el concurso. La falta de documentación en el curso público será motivo, por parte de la Administración, a cancelar el acceso a la licitación.

Los documentos que una empresa necesita para una licitación son:

  • Escrituras de constitución de la sociedad inscrita en el Registro Mercantil.
  • Tarjeta acreditativa del CIF o DNI.
  • Alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) y permisos legales donde aparezca el epígrafe en el que está inscrita la empresa. Esto es importante porque debe coincidir con el fin del concurso público.
  • Expediente de Clasificación de Empresas.
  • Solvencia económica y financiera de la empresa.
  • Certificados de estar al corriente del pago en la Seguridad Social y Tributarias.
  • Modelo de declaración de no incurrir en incompatibilidades.
  • Si se solicita en el contrato, resguardo de haber realizado la garantía provisional.
  • Presentación de avales: Avales provisionales y de ejecución.

 

Seguro de caución para avales para licitaciones

 

Devolución de garantías en concursos públicos

Las garantías se devolverán cuando finalice el plazo del concurso y se adjudique el contrato a una empresa. Mientras, las fianzas deben permanecer presentadas, la retirada de estas mientras el concurso esté abierto será motivo de ejecución de la garantía por parte de la Administración.

En el caso de la empresa adjudicataria, podrá añadir el importe de la garantía provisional a la garantía definitiva. O por el contrario podrá constituir una nueva garantía, cancelándose automáticamente la provisional.

Garantías para obra pública mediante seguro de caución

Según el artículo 108 de la TRLCSP se admiten cuatro tipos de garantías para contratos públicos:

  • Efectivo.
  • Valores de Deuda Pública.
  • Aval.
  • Seguro de caución.

Hoy en día, presentar las garantías en concursos públicos mediante seguro de caución es la opción más económica y ventajosa para tu empresa. Cada vez más se utiliza el seguro de caución como garantía ante la Administración Pública ya que las empresas pueden beneficiarse económica y fiscalmente de sus ventajas.

La contratación de la póliza de caución se debe hacer en base a las fechas y condiciones de cada concurso público. Por lo tanto, la Administración Pública pasaría a ser la parte asegurada de la póliza de caución.

Si no conoces el certificado de caución, aquí te explicamos las ventajas del seguro de caución frente al aval bancario.

No obstante, aquí tienes un resumen.

Ventajas de contratar un seguro de caución para licitaciones

Las ventajas del seguro de caución frente al aval bancario son numerosas:

 

CIRBE

Una de las características principales a resaltar es el aumento de la capacidad de crédito de la empresa. Como no computa en CIRBE, la empresa no tendrá que consumir su crédito con el banco.

Aquí tienes más información sobre cómo solicitar el informe CIRBE.

 

SIN INMOVILIZAR FONDOS

El seguro de caución como aval para licitaciones públicas no conlleva gastos extras, ni mantenimiento o gastos notariales. Además, normalmente no tendrás que inmovilizar los fondos propios de tu empresa como ocurre con los avales bancarios.

  

MÁS RÁPIDO Y SENCILLO

Al tratar con profesionales del sector asegurador, la gestión de la contratación del aval para licitar en concurso público es rápida y sencilla. Además, el trámite de cancelación viene siendo igual de ágil. Es una diferencia notable frente a los problemas y complicaciones que presenta la banca para dispones de un aval de este tipo.

Garantías con Surety & Bonds

Surety & Bonds es la división específica de caución de Seguros Viafina, donde te atenderemos sin compromiso y un técnico especialista te resolverá cualquier duda sobre las garantías para concursos públicos y otros seguros.

Contacta con nosotros ya en este formulario para informarte sin compromiso sobre el seguro de caución para administraciones públicas.

Artículos relacionados

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://www.suretyandbonds.com/