¿Hay alternativas al aval bancario para el alquiler? 

Opciones alternativas al aval bancario para alquiler: seguro de caución y seguro de impagos de alquiler

El aval bancario para el alquiler da seguridad a los propietarios que arriendan sus inmuebles, pero no es la única fórmula para estar tranquilo.  

 

¿Qué es el aval bancario para el alquiler? 

Se trata de un contrato de afianzamiento o compromiso mediante el que el banco asegura que su cliente cumplirá con una obligación de pago frente a un tercero. No todos los propietarios de viviendas lo solicitan, pero suele ser cada vez más habitual formalizar este compromiso de pago con opciones como esta. 

 

Cuando el inquilino no paga, pero tiene un aval bancario para el alquiler, el banco se hace cargo del pago. Pero esto no le sale gratis al arrendatario.  

El aval bancario tiene una serie de comisiones, gastos notariales y, por lo general, una pignoración de dinero. Esto significa que, para constituir el aval bancario, la entidad financiera antes inmoviliza una cantidad de 3 a 6 meses de alquiler que el firmante no podrá usar hasta el vencimiento del aval bancario.  

Desde luego no es fácil conseguir un aval bancario si acabas de cambiarte de banco o si no has formalizado antes una operación de otro tipo con él. El coste de un aval bancario suele asustar a muchos inquilinos. 

Lo bueno es que hay más opciones que le dan una garantía de pago al propietario de un inmueble.  

 

Seguro de caución para el alquiler 

El seguro de caución es un producto similar al aval bancario en funcionamiento, pero mucho más flexible y cómodo para el consumidor. Responde ante terceros si la obligación de pago del alquiler no se cumple.  

Pero a diferencia del aval bancario, el seguro de caución no exige inmovilización de dinero y no tiene gastos notariales ni de comisiones.  

Estas ventajas ya lo han situado como una opción real en el mercado del alquiler.   

 

Seguro de impago de alquileres 

El seguro de impagos es un producto específico que impide que el propietario deje de recibir ingresos cuando el inquilino no paga. Lo más habitual es que contemple el pago del alquiler durante 12 meses de impago, pero esto varía en función de lo contratado. 

Es habitual que también tengan otras coberturas adicionales, como la reparación tras actos vandálicos por parte del inquilino. Este seguro debe contratarlo el arrendador. 

 

Si quieres liberar un aval bancario o necesitas una alternativa para tu contrato de alquiler, podemos ayudarte. En Surety & Bonds somos especialistas en seguros de caución tanto a nivel nacional como internacional. Consúltanos, estudiamos tu caso y te presentamos un presupuesto en menos de 48 horas.  

¿Cómo solicitar mi informe CIRBE? 
Mejora las condiciones de tu seguro de aduanas

Artículos relacionados

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://www.suretyandbonds.com/