Blog

Todo sobre CIRBE y tus condiciones financieras

Qué es la CIRBE y qué deudas aparecen en su informe

Toda la información que necesitas saber sobre qué es la CIRBE y como solicitar un informe. ¿Sabes cómo influye en tus condiciones financieras?

 

 

¿Qué es CIRBE?

La CIRBE es el único estamento legal y fiable donde se registran las deudas tanto de particulares como de empresas en es una base de datos de carácter público y confidencial. Es el acrónimo de "Central de Información de Riesgos del Banco de España". 

El acceso a esta base de datos por parte de terceros requiere de una autorización previa por parte del deudor. En la Central de Información de Riesgos puedes consultar la información financiera de clientes o terceros con los que se van a mantener relaciones comerciales. 

No es un listado de morosos, sino una base de datos sobre la información de los préstamos, créditos (riesgo directo), avales y garantías (riesgo indirecto) que cada entidad de crédito mantiene con sus clientes. Se actualiza de forma mensual y aparece la información de personas y empresas cuyo riesgo acumulado supera los 9.000 euros.

 

¿Cómo solicitar un informe CIRBE?

Como persona física o jurídica puedes conocer tus datos declarados en la CIRBE de forma gratuita. Puedes hacerlo de tres formas diferentes: 

 

Trámite online

Para solicitar CIRBE por internet entra en la Petición de Informes y Reclamaciones CIR. Para acceder es imprescindible tener el certificado o firma digital instalado en el navegador y que sea válido para el Banco de España. Si es correcto, el formulario te aparecerá justo después de seleccionar tu certificado y aceptar. 

Rellena la información del formulario (la fecha o fechas que quieres consultar, fecha de nacimiento y correo electrónico para notificaciones). En breve tendrás tu informe CIRBE.   

 

Vía presencial

Tendrás que dirigirte a la sede central del Banco de España o en cualquiera de sus sucursales y entregar el formulario de Solicitud de informe de Riesgos a la Central de Riesgos ya cumplimentado. Además, debes aportar la documentación obligatoria exigida para cada caso

El informe te lo entregan inmediatamente y, si no es posible, te lo envían por correo certificado.  

 

Por correo ordinario

Debes cumplimentar el formulario de Solicitud de informe de Riesgos a la Central de Riesgos, firmarlo y enviarlo a la siguiente dirección: 

Banco de España, Central de Información de Riesgos: C/ Alcalá, 48, 28014 Madrid 

Junto con la solicitud hay que acompañar toda la documentación obligatoria. La entrega del informe CIRBE se hará por correo certificado al domicilio del solicitante. Si el organismo necesita información adicional, te la requerirá por el mismo medio. 

 

¿Quién puede solicitar un informe CIRBE?

Este acceso es confidencial y no permite acceder a la información relativa a otras personas. Solo podrán consultar información de terceros las entidades ante estas situaciones: 

  • Un particular o empresa le pida una operación de riesgo.
  • El solicitante figure como obligado al pago.
  • El solicitante aparezca como garante en documentos cambiarios o de crédito cuya adquisición o negociación haya sido solicitada a la entidad bancaria.
  • Se trata de un mecanismo básico para que las entidades puedan conocer el nivel de riesgo que tiene la operación.

 

¿Todas mis deudas están registradas en la CIRBE?

La respuesta es no, el criterio de inscripción se realiza a petición del prestatario y sólo por deudas mayores a 6.000 euros. Por ejemplo, una tarjeta de crédito, aunque no hayamos firmado nada ante notario, si la deuda es superior a 6.000 euros aparecerá en CIRBE.

¿Y si el préstamo es de un prestamista privado?

Normalmente no, este tipo de operadores no suelen comunicar al Banco de España su deuda, aunque existen prestamistas privados "más profesionales" que si lo declaran. En la mayoría de estos casos los préstamos llevan garantía real (viviendas o locales) por lo que la deuda queda inscrita en el registro de la propiedad.

 

¿Y si lo que tengo es una garantía? ¿Eso no es un préstamo no?

Es cierto que no es un préstamo, pero sí que se puede registrar como deuda. Eso sí, depende quien preste la garantía aparecerá o no.

 

  • Si la garantía la presta una entidad bancaria, aparecerá siempre.
  • Si la garantía la presta una sociedad de SGR (Sociedad de Garantía Recíproca), en este caso aparece también como garantía, además el riesgo se duplica con un importe similar en calidad de riesgo hipotecario.
    Es decir, si te avalan 100 y te han tomado una garantía de hasta 100 en un bien determinado, en la CIRBE aparecerán 200: 100 como aval y 100 como hipoteca.
  • Si la garantía la presta una aseguradora, nunca aparece, y aunque tomen garantías extraordinarias, tampoco aparece.

 

Qué es CIRBE y qué deudas aparecen en el informe

 

¿Para qué sirve la CIRBE?

La CIRBE se utiliza como una base de datos. Por un lado, la CIRBE funciona como mecanismo de control y supervisión. Además, el Banco de España utiliza el CIRBE como medio estadísticos, para la elaboración de informes sobre el endeudamiento o la marcha económica.

Pero, en nuestro caso, lo que más nos interesa es su función la hora de proveer de información al sistema crediticio. Así pues, cuando es solicitado un crédito en una entidad bancaria, ésta le va a pedir que firme un documento para consultar los datos reflejados en la CIRBE y así poder comprobar que su declaración de deudas se ajusta a la realidad.

Por otro lado, La CIRBE también es un método de criba, ya que sirve para comprobar si los datos aportados son ciertos o no y sus créditos son denegados en caso negativo.

¿Qué nivel de riesgo es aceptable?

Dependerá de:

  • Composición de la deuda recogida en la CIRBE.
  • Quién la ha concedido.
  • Nivel de ingresos de la empresa o persona.
  • Edad, actividad y otras variables similares.
  • El factor determinante: La relación con la facturación y su repercusión en el beneficio. Ya que esto determina el volumen de riesgo circulante y la capacidad de amortizar crédito.

 

¿Existen formas de reducir la CIRBE sin reducir riesgo?

Sí, existen varias formas, entre ellas:

  1. Sustituir el leasing o préstamos por otras opciones de financiación. Al comprar vehículos de transportes, impresoras u otros materiales estás consumiendo CIRBE. En cambio existen otras forma de financiación que no quedan recogidas en CIRBE, como puede ser el caso del renting.
  2. Sustituir las fianzas o avales por seguros de caución. Antes de explicar cómo sustituir los avales, conviene diferenciar entre los dos tipos de avales bancarios:  económicos y técnicos.

 

Los económicos suelen ir garantizados al 100% con pignoraciones dinerarias. Siendo por tanto, un riesgo a sumar que por otro lado reduce nuestra tesorería. Los avales económicos pueden ser comerciales o financieros, dependiendo de la actividad de la que deriven (comerciales o financieras respectivamente). Los técnicos responden ante el incumplimiento de los compromisos que pudiera tener contraídos el cliente avalado, generalmente son compromisos ante organismos públicos.

 

¿Cuál es el problema de los avales bancarios?

Ante cualquier situación en la que haya que ejecutar el aval, tu capacidad crediticia se verá reducida. El motivo, como adivinarás es el aumento de tu perfil de riesgo o de tu empresa, dado que las deudas recogidas en la CIRBE serán mayores. Al sustituir un aval bancario por un seguro de caución estás mejorando las condiciones financieras de tu empresa.
 

La opción de cambiar la cartera de avales, por seguros de caución es bastante interesante. Tanto por su efectividad como solución respecto a las garantías a aportar, como por su ventajas a la hora de aumentar la capacidad crediticia de la compañía.

Gracias a esto, podemos "liberar espacio" en CIRBE, para poder destinarlo a riesgo comercial (principalmente descuento de pagarés o facturas) o riesgo económico (pólizas, y otros créditos).

Además no todo queda ahí, el hecho de que no compute en CIRBE no es la única ventaja del seguro de caución frente al aval bancario. De hecho aquí tienes un artículo donde comparan aval bancario vs seguro de caución.

¿Estás interesado en cambiar tu cartera de avales por seguros de caución? Contacta con nosotros.

Estudiaremos tu caso sin compromiso alguno. Estás a un simple mail de mejorar las condiciones financieras de tu empresa. 

En la Correduría de Seguros Viafina somos especialistas en seguros especializados para empresas y profesionales autónomos. 

Además, con Surety & Bonds, nuestra firma centrada en seguros de caución, podemos darte una solución a tu medida para las garantías que necesitas aportar en tu actividad profesional, como la caución para concursos públicos, para renovables o para afianzamiento de cantidades. Los seguros de caución no se reflejan en CIRBE ni en Asnef.  

 

Artículos relacionados

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://www.suretyandbonds.com/

Sobre nosotros
Surety & Bonds es un departamento profesional de la correduría de seguros y reaseguros Viafina, especializado en caución para empresas operativas en ámbito nacional e internacional.
Image

SEVILLA · MADRID · CARACAS

Suscríbete a nuestro boletín